Inscripciones 

Un mundo lleno de misterios ¿Te atreves a descubrirlo? 

- No, por supuesto que esto no es una amenaza. Debe comprender que desde que vinieron ustedes pues las cosas se han agitado un poco. No crea que es plato de buen gusto para mi tener que venir hasta aquí un día si otro día también porque la gente viene a mi acusándoles de cada cosa que sucede en Caereni. Si tuviera que venir hasta la Universidad cada vez que un campesino diga que habéis congelado sus campos o matado a sus vacas o modificado la mente de su mujer para que le sea infiel (no ponga esa cara, de verdad que me lo dijeron) estaría aquí más que en el cuartel. Así que desde hace una semana he decidido acercarme solo cuando tengo una lista grande de cosas que no entiendo o cuando sucede algo realmente grave. Y señor Kinnan, maestro, ha sucedido algo realmente grave: Ha desaparecido el alcalde.-

Read more

 

Nuño se irguió, suspiró y estiró los brazos para relajar sus entumecidos músculos. Lanzó el trapo grasiento en el cubo del agua y contempló la habitación vacía. «El Buey y el Tamaan» no era una posada lujosa, pero era confortable. A medida que se acercaba la noche las sombras iban menguando. En «El Buey y el Tamaan» pronto empezarían a trabajar. Nuño miró a su alrededor y sonrió satisfecho; las mesas estaban limpias y resplandecientes, sólo le faltaba barrer el suelo.

Read more

Era una noche como otra cualquiera en la pequeña taberna de Caereni, cuando el posadero estaba ya recogiendo todos los enseres para cerrar, allí se encontraban los de siempre, parecía como si no tuvieran otro sitio a donde ir.

 

-Posadero otra ronda- se escuchaba entre risas y balbuceos.

 

-Mirar ya las horas que son, no serviré ni una jarra mas-

 

Todos se miraron, unos de ellos se levanto de la mesa.

Read more

Los dos guardias estaban apoyados en una pila de maderos mirando a un hombre pintar con mucho cuidado las palabras Carbón de Caereni en el lateral de su carro. El algún momento se daría cuenta de que había pintado primero la be que la erre, y ellos se dedicaban a esperar ociosamente aquel modesto momento de entretenimiento.

Read more

“Siempre habrá unos enormes ojos que nos observen y nos hagan pagar nuestros errores.”

Esas palabras se repetían en mi cabeza una y otra vez desde hacía ya unos meses y nunca supe de donde provenían, un eco que me hacía dudar de mi propia razón. Abría los ojos tras el sueño, sudando y el corazón acelerado. Pero como cada día me levantaba para hacer mi trabajo, lo que sabía hacer muy bien, guardar la extensa tierra del bosque de Caereni… a ella y a sus habitantes.

Read more

Un nuevo cambio acontecía. Una estación acababa para dar paso a otra. Aquello era motivo de celebración, de vida y continuación.

El pueblo lo sabía y todo estaba preparado para aquél día.

Read more

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: