Inscripciones 

Un mundo lleno de misterios ¿Te atreves a descubrirlo? 

La media luna bañaba con una tenue luz los campos aún baldíos. Mañana empezaría la siembra y como todos los años se buscaba la bendición de la diosa Civis con una fiesta en su honor. Las hogueras ardían por todo el pueblo y las risas de los niños resonaban en la noche.

El vino ya había corrido en abundancia y los jóvenes rondaban como buitres alrededor de las muchachas. Los padres los miraban con una mezcla de desaprobación y recuerdos de juventud, pero les dejaban hacer.


Desde un rincón el anciano observaba con una media sonrisa a todos los habitantes de Ceres. Lejos de resultar en siniestras sombras, las hogueras proporcionaban una cálida luz que iluminaba las caras de todos.

Un grupo de niños le sacó de sus pensamientos a gritos. Como siempre le pedían historias del pasado. Historias de misterio y terror sacadas de las más antiguas. Las pequeñas bestias se sentaron a su alrededor ansiosas y mansas durante al menos unos minutos. Comenzó su relato…

-Hace años, cuando yo aún era un bebé y Ceres no eran más que campos vacíos, llegaron los primeros colonos. Construyeron y plantaron y vieron que la tierra era fértil y agradecida.

Nadie recuerda muy bien por qué pero el viejo monasterio ya estaba allí cuando llegaron. Nadie sabía a qué dioses había rendido culto. Nadie le dio importancia.

Los sacerdotes que acompañaban al primer grupo decidieron restaurarlo para la gran Civis y se dispusieron a consagrar la tierra y preparar los rituales. Nadie volvió a verlos. El miedo se hizo mito y mantenía alejado a todo el mundo.

Un día un chico regresó a la aldea. A pesar de las advertencias había querido demostrar su valor adentrándose en el monasterio. Un sudor frío le recubría y le costaba respirar. En su mano traía un pergamino ajado. Decía haberlo encontrado atrapado en las huesudas manos de un esqueleto. Se había tenido que enfrentar a una jauría de perros salvajes antes de poder conseguirlo y múltiples arañazos marcaban su cuerpo dando fe de sus palabras.

En el manuscrito se registraban las últimas palabras de unos monjes tiempo ha olvidados:

“La sombra viene. Lleva acechando ya dos semanas. Cada día se hace más difícil mantener la cordura. Algunos de nuestros hermanos han desaparecido y sus gritos han resonado por todo el templo. Los que quedamos hemos tomado una decisión. Dejamos este pergamino como constancia de nuestro sacrificio. Cortaremos nuestra lengua para mantener nuestro voto de silencio y la sangre derramada y nuestra muerte purificará este lugar para acabar con la bestia.”

Los rumores corrieron como la pólvora y el miedo hacia el monasterio se renovó y se asentó en los corazones de todos los vecinos. El chico que descubrió el misterio nunca volvió a ser el mismo. Durante toda su vida nunca olvidó los gritos que aún se escuchaban en las salas. Imágenes de horrores y guerras le inundaban la cabeza. Le tentaban a una vida de sangre y magia que, a pesar de todo, le parecía familiar y apetecible. Durante el resto de su existencia fue el apestado de la aldea hasta que un día decidió volver a las ruinas, al único sitio que le había proporcionado algo distinto a su miserable vida, para no volver jamás.

Los niños se quedaron en silencio y con la boca abierta durante unos segundos más hasta que uno de ellos reaccionó y lideró a la manada hasta la próxima aventura. Se fueron corriendo, riendo y metiéndose miedo unos a otros con la idea de la sombra del monasterio.

El anciano se quedó sentado unos minutos más. De repente pareció volver a la vida y sacó algo de su bolsa. Lo sostuvo entre sus manos mirándolo fijamente y al final sonrió. Se levantó, dejó el objeto apoyado en la roca en la que estaba sentado y se dirigió andando lentamente hacia la oscuridad. La luna menguante iluminó las ruinas a las que se encaminaba y el viento se llevó volando el desgastado pergamino que había apoyado sobre la roca.



Y con este pequeño relato, nos complace anunciar que el próximo otoño las aventuras volverán a Terra Incógnita. Os recordamos, queridos jugadores, que nuestros socios disfrutan de preferencia a la hora de elegir personaje, además de otras ventajas.

Esperamos veros a todos… Bajo la Luna de Ceres.

Share this:

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: