Fungarest

El Viejo Reino

Las Montañas de Acero

HISTORIA


Desde tiempos remotos, el pueblo sjoolgaard ha sido un cúmulo de aldeas y tribus dispersas por lo que hoy se conoce como Sjool, cuyo territorio fue unificado bajo una sola autoridad por Runjuurd Manorrecia unos 30 años antes del Muro, que instaló su capital en Yrjaal, la Joya de las Nieves.

Runjuurd inició la guerra de Sjool contra sus vecinos del sur, el Viejo Reino, conflicto que continuaría tras la muerte de Runjuurd y la ascensión de su hijo Raiiji al trono. Fue entonces cuando la Oscuridad golpeó a Sjool, conquistando la mayor parte del reino y llevándose consigo a Raiiji, cuyo sucesor, Inki el Prudente (llamado por sus coetáneos más ardorosos el Traidor), pactó con todos los demás pueblos un acuerdo conocido como El Concordato, cuya consecuencia más tangible es el Muro de Fuego, culminación de la gloriosa Batalla de la Llanura de las Cenizas, que desde hace 83 años protege a los pueblos civilizados de las garras de la Oscuridad.

 

ORGANIZACIÓN POLÍTICA

El actual rey es Argath el Joven. Le asiste en su gobierno el Consejo de Venerables, tres poderosos druidas y tres aclamados sabios que aportan sabiduría y mesura al Trono de los Lobos. Asimismo, para transmitir su voluntad el Rey cuenta con un auténtico cuerpo de mensajeros, los Heraldos Alados, ojos y oídos del monarca, designados por el propio Rey de entre sus Campeones.

Los Campeones del Rey son el ejército de Sjool, escogidos de entre los mejores jóvenes sjoolgaards durante las Rekdaar anuales para defender a la madre tierra de los enemigos y de disuadir a los vasallos díscolos de desobedecer al Trono.

 

RELIGIÓN

El panteón sjoolgaaard se compone de tres dioses: Daanu, diosa madre, Lathiir, dios del Mundo de Ánimas, y Rurik, dios de la guerra. Asimismo, contempla una veneración especial hacia sus tres grandes héroes, los Lathiirgaard, que son: Raaj, patrona de la lucha justa, el valor y el honor; Kor, patrón de la sabiduría, la astucia y el conocimiento; y Ebenii, patrona del liderazgo, la protección y la piedad.

Los druidas son los sacerdotes de la diosa Daanu. Guían a los Sjoolgaard en las enseñanzas de la Madre y emplean las energías otorgadas por ella para ayudarles a sobrevivir en un mundo hostil, además de limpiar la corrupción de la Oscuridad. Nadie fuera de los círculos de druidas sabe con detalle cómo se organizan, ya que cuando se trata de sus cuestiones privadas mantienen un gran nivel de secretismo, aunque su máxima autoridad es conocida en todo Sjool, el Gran Círculo de Daanu, formado por los más venerables druidas de todo el territorio.

Los sabios forman un grupo consagrado a la búsqueda y conservación de todo el conocimiento de los Sjoolgaard, como la historia y las tradiciones, pero sobre todo extender las enseñanzas de los Lathiirgaard. Recogen sus conocimientos y enseñanzas empleando la escritura Skaarn, un antiguo lenguaje pictográfico sobre tablas de barro con una rica densidad conceptual. Los sabios viajan todo lo que pueden para compartir el conocimiento recogido en las tablas de su aldea con las vecinas. Esto supone una gran prueba de amistad, puesto que las tablas de cada aldea se considera su más preciado legado para el futuro, y a ojos de los sjoolgaard una aldea cuyas tablas han sido destruidas ha dejado de existir.

 

SOCIEDAD

Todos los sjoolgaards tienen un apellido, que puede variar a lo largo de su vida, y que usualmente alude a algún antepasado especialmente glorioso o a alguna peculiaridad del individuo o de su familia. Muchos individuos quieren elegirlo, pero el auténtico apellido es por el que otros te reconocen. Esto no significa que el apellido represente al individuo, que únicamente cuenta con sus méritos personales para hacerse valer ante la comunidad.

Los clanes, grandes agrupaciones familiares, tienden a arroparse bajo un mismo apellido que les identifique como parientes ante los demás.

La mayor parte de los sjoolgaards viven en pequeñas aldeas, cuyo líder puede tener un origen distinto según las características de la aldea. Puede tratarse de un líder guerrero, si las relaciones con sus vecinos no son buenas o se sitúan cerca de las fronteras, un patriarca si todos los habitantes comparten un mismo clan, un consejo de familias notables para aldeas más grandes... Sin embargo, la tradición más extendida es la del Anciano, esto es, que el habitante más longevo de la aldea sea quien dirija sus destinos.

Existen también numerosas tribus nómadas, que prefieren una vida cambiante y alejada de los designios del Rey, que aceptan con muchas reticencias y sólo cuando los heraldos alados consiguen encontrarlas.

A raíz del intercambio social con el Viejo reino, en la frontera sur empiezan a surgir núcleos urbanos al estilo meridional, habitados por sjoolgaards o, cada vez con más frecuencia, mestizos Tamaan.

 

Share this:

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: