Inscripciones

El Nuevo Muro se erguía, imponente. El fuego crepitando mientras aquí y allá las puntas de las llamas lucían destellos azulados. Llevaba pocas horas levantado y no daba muestra alguna de desfallecimiento. Antes bien, se diría que el fuego, claro, vigoroso, brillaba con más intensidad según pasaba el tiempo, como rivalizando con la majestuosidad del sol.

Leer más:Más allá de la Muerte

El Alquimista esperaba en una posada tranquila en el camino de Guardaviento a Organ. Nadie sabía dónde residía en realidad su lealtad. Para todos era un humilde sanador que utilizaba sus pequeños conocimientos alquímicos en la ciudad de Organ. Para todos menos para el hombre que entraba en ese momento, maniatado por su eficiente captora. “Quizá a ella no la mate, me serviría muy bien” pensaba el hombre que había estado esperando, mientras observaba los calmados pasos del tercer personaje que parecía guardar las espaldas de la dama.

Leer más:La picadura del Escorpión

A la persona que este leyendo esta carta:

Resulta difícil escribir un legajo como este teniendo en cuenta que casi todas las personas a las cuales he conocido y amado están ya muertas, y yo, a no mucho más tardar les acompañaré al fin. He vivido de más, mucho e intensamente y ahora noto como las frías garras de la muerte se apoyan cada día un poco más, así pues y a petición de un antiguo amigo recopilaré la conclusión y moraleja final de todas mis aventuras y es esta

Disfruta del viaje y no tengas prisas por llegar, pues lo importante no es conseguir algo sino disfrutar de conseguirlo.

No caigas en el desaliento, pues hasta que caiga el telón todo tiene arreglo

No toleres la injusticia y ponte siempre del lado del débil, pues te ayudarás más a ti que a quien ayudes

Leer más:La última carta del Draco

Ayla Khen Gaoth apuraba su frugal desayuno. Revisó mentalmente el contenido de sus alforjas y de la mochila. En una guardaba cartas y documentos a entregar en su destino. La otra alforja contenía raciones de comida para diez días. El alimento lo iría renovando en los establos de paso. En la mochila había colocado el agua y las pocas pertenencias que le permitirían sobrevivir si surgía un imprevisto. Gracias a viajar por el norte el agua no supondría ningún problema, y menos una vez llegase al Río de los Exploradores. Una manta enrollada completaba la carga que llevaba su caballo.

La jinete se levantó de la mesa, recogió sus pertenencias y salió de la posada. Aún no había salido el sol y el silencio reinaba en Vartamaan. “Se nota que le quedan pocas semanas a la estación del viento”. El frío aire norteño despejó su mente mientras se dirigía al establo.

El día anterior había acudido a recibir las órdenes para el viaje. Como “Filo de Slania”, además de proteger las fronteras del territorio tamaan allí donde fuesen necesarios, los que están a este lado de la frontera con Sjool sirven de enlace con la lejana provincia de Dencas, unos cuarenta días de viaje. La verdad es que fue una sorpresa el recibir órdenes directamente de Kiara Khen Orien, la Voz Tamaan.

Leer más:Un Nuevo Comienzo

La historia tamaan está íntimamente ligada al Concordato del Muro de Fuego siendo resultado directo de dicho Concordato.

Sjool y la Gran Casa del Grifo, los Viejorreinenses con más frontera con ellos, tuvieron que esforzarse por dejar atrás décadas de guerra para trabajar juntos. Con la necesidad de repoblar la frontera entre ambos dominios, abandonada y devastada, se enviaron colonos de ambas naciones animándolos a construir codo con codo de la nada nuevos asentamientos.

Leer más:Los Tamaanes

Este evento se sitúa en la villa de Tamaanjaal, la capital tamaan de la marca de Dencas cuyo gobierno el difunto rey, Táladas IV, concedió a los hijos mestizos de Sjool y el Grifo durante las exequias del Duque de la Sierpe. Esta marca, que depende del Cancerbero, aunque está muy cerca del ya extinto Muro de Fuego, cuenta con el beneplácito real para celebrar su primer Gran Mercado, al que se espera acudan muchos mercaderes y visitantes. Entre los que llegarán, serán especialmente bien recibidos algunos representantes de los mayores grupos de poder de los Reinos Libres, pues los tamaanes deben organizar su economía y establecer buenas relaciones, tanto sociales como comerciales, con sus nuevos vecinos, además… muchos tratados se firmaron en el pasado que todavía no se han consolidado, y esto es algo muy necesario para afianzar su posición.

Leer más...Oferta de Personajes

DATOS DEL EVENTO “De tamaanes, mercaderes y brujas” 

Fecha de la partida

31 de octubre, 1 y 2 de noviembre de 2014 

Nº de plazas

65 plazas 

Lugar del evento

Albergue “La Casita”, Albacete.

http://www.granjalacasita.com/ 

Apertura de inscripciones

Domingo 22 de junio de 2014 a las 23:59 

Precio del evento

60 euros. Con posibilidad de pago fraccionado en dos pagos de 30 euros cada uno.

Reserva, se considera reserva al primer pago en caso de pago fraccionado: 30 euros 

Leer más...Inscripciones

De tamaanes, mercaderes y brujas...

"La tarde caía en la gran plaza de Tamaanjaal y los trabajadores del Gremio casi terminaban la extenuante jornada. Se estaba haciendo un gran trabajo: la tierra batida, los toldos de vivos colores, las calles de acceso despejadas y, al fondo de la plaza, se ultimaban los detalles del almacén de materiales que se había dispuesto para que los mercaderes pudiesen guardar su género. La villa estaba poniendo mucho esfuerzo en esta apuesta. Las posadas y tabernas adecentaban sus locales, los talleres aumentaban su producción en espera de compradores y la guardia recibía instrucciones que garantizasen el éxito del proyecto.

Leer más...De Tamaanes, Mercaderes y Brujas

"No ha sido nada fácil", confesó a su superior el encargado del interrogatorio, "durante semanas hemos torturado su cuerpo y su mente, pero algo hay en él a lo que se aferra de tal manera que a punto hemos estado de desistir y abandonarlo a la muerte". El archimago se paseaba de un lado a otro, con las manos entrecruzadas a la espalda, sin decir ni una sola palabra. "Pero finalmente conseguimos doblegar su espíritu", dijo entonces el interrogador con un tono triunfal en su voz, "aunque algunas de las cosas que dijo carecen de contexto y otras no suponen en absoluto buenas noticias". El hombre se acercó a su superior y le entregó el pergamino enrollado que contenía la confesión del torturado Sacerdote de Kermus, el archimago lo tomó, hizo un gesto autoritario para que lo dejasen a solas, se sentó en su imponente sillón de cuero y desplegó el documento sobre la mesa de caoba. El texto rezaba así:

Leer más: El interrogatorio

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: