El noble arte de la transmutación de materia, cuyos secretos se siguen desentrañando año tras año con cada nueva fórmula. Aquí explicamos las bases que todo alquimista necesita saber para poner en práctica sus conocimientos.

Es la materia prima que manejan los alquimistas. Cualquier objeto se puede descomponer para extraer esencias, clasificadas según las nueve esferas de la magia: Ignis, Aquam, Aurum, Terram, Corpus, Mens, Lux, Tenebras y Parma. Dependiendo del objeto de origen pueden extraerse unas esencias u otras. Por ejemplo, de la sangre podría extraerse tanto Aquam como Corpus.

Lleva mucho tiempo a los alquimistas aprender a descomponer la materia en Esencias, con lo que la mayoría sólo saben disociar esencias de una única esfera.

Es el objeto más valioso para cualquier alquimista. Todos tienen su libro, lleno de sus notas, investigaciones, recetas, descubrimientos y fracasos. Son el diario de su vida en la profesión. A efectos prácticos, en el libro explica qué Esencias sabe extraer el alquimista y qué Bases y Recetas conoce. Cada alquimista es responsable de custodiar su libro y mantenerlo actualizado con todo lo que aprenda.

El alquimista tendrá una hoja en la que podrá apuntar los procesos alquímicos que se dedica a desarrollar durante el juego. Debe avisar a un organizador cuando vaya a ponerse a trabajar para que éste confirme el resultado de lo que quiere hacer. Pueden hacerse dos diferentes: Obtención de Esencias y Creación de Fórmulas.

En la hoja debe figurar los materiales de los que el alquimista quiere extraer Esencia, qué esfera es la que intenta conseguir y qué medios tiene a su alcance. Este último punto es especialmente importante si intenta conseguir una esfera que normalmente no sabría extraer. El proceso dura cinco minutos por cada esencia que se consigue.

Para crear una fórmula alquímica es necesario mezclar dos o tres Esencias (sin importar de qué esfera son) con una Base. Se pueden intentar añadir más Esencias pero los resultados con las Bases más comunes siempre han sido desastrosos. Pueden crearse objetos ya conocidos cuyas recetas poseen; o experimentar, ya sea con recetas incompletas, intuición o insensatez, pues no todas las mezclas traen buenos resultados. Debe apuntarse en la hoja la Base y las Esencias a usar en cada proceso, que dará un único resultado, exitoso o no. Los tiempos van marcados según lo que se quiera hacer:

  • Receta conocida: Siempre cinco minutos.
  • Experimento: Cinco minutos por cada Esencia usada.

Share this:

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: