Inscripciones 

Un mundo lleno de misterios ¿Te atreves a descubrirlo? 

Hacía mucho que había decidido no perder demasiado tiempo analizando la mente de los humanos o sus arbitrarias decisiones. Sencillamente no discurrían por los cauces lógicos, ni siquiera de quienes cabría esperarlo por ostentar un cargo de tan alta responsabilidad entre los suyos. Aquello había sido siempre una diferencia con respecto al Consejo de los Nueve, aunque ahora no estaba tan seguro de ello.

 

Basta, no es el momento. Su decisión es firme por ahora y de nada servirá amargarse ante su evidente error…

Read more

El aire parecía quemarle los pulmones, un dolor cálido y reconfortante que reanimaba el cuerpo tendido. La voz de su legítima dueña gritaba de forma ahogada en algún lugar próximo. Podía sentir su furia, su dolor, la angustia que ella misma sentía también por tan extraña vivencia. No podía saber si dispondría del tiempo suficiente para completar su tarea o si ella finalmente recuperaría el control y la detendría antes.

 

Vamos, mis hermanos dependen de mi…

 

Con los pulmones llenos de aire de nuevo intentaba gritar, pero ella se lo impedía.

 

Read more

Un frío silencio se apoderó de la sala del consejo, Daelmara se puso en pie, con un ligero tambaleo, la edad ya estaba haciendo estragos sobre ella, pero aún así su presencia seguía imponiendo respeto, por algo era ella la primera consejera.

 

-Compañeros del consejo, no podemos perder el tiempo en largos e infructuosos debates, la avanzada del ejercito oscuro ha atacado a nuestros sitiadores. Ahora mismo tenemos que tomar la difícil decisión de salir en la defensa del ejército ducal, pese a que antes nos estaban asediando, o dejarles solos frente a esta amenaza. Todos habéis hablado, tanto a favor, como en contra. Es hora de votar formalmente esta resolución. 

Gowelen, ve nombrando a los consejeros para que pronuncien su voto y su alegato final.-

Leer más...

El cazador de brujas vació el espumoso contenido de la botella en su jarra. Sus movimientos eran automáticos. Puede que su cuerpo estuviese en sus aposentos, en la Domus Magna, pero su mente estaba sumida en preocupaciones y acontecimientos que estaban muy lejos de allí.

“¿Qué habrá sucedido con Éinar? ¿Por qué no tengo noticias suyas? No es normal que ninguno de mis agentes sea capaz de dar información sobre él.

Leer más:

El pájaro negro sobrevolaba, bajo la atenta mirada de la luna, las imponentes torres, cuidando de no acercarse demasiado a los edificios que el mago escarlata le había indicado. Ante sí se alzaba la torre que buscaba, no la más alta pero céntrica, robusta y pincelada de numerosas terrazas, la perfecta residencia para magos de alta posición. Contó los pisos, las terrazas y eligió posarse en una. Observó el lugar y avanzó con pequeños saltitos hasta la puerta por la que se accedía al interior de la lujosa residencia. Ésta se hallaba entreabierta así que asomó su mirada con curiosidad. En la sala interior observó muchas cosas brillantes, y un hombre mezclando unas hojas con semillas y pétalos, todos secos. Colocó la mezcla en un recipiente y, acto seguido volcó dentro el contenido hirviente de una olla “¿té?” –pensó el ave.

Leer más:

Ese maldito tintineo metálico… no lo soporto

El guerrero se arrastraba despacio a través del angosto túnel, la oscuridad no ayudaba en absoluto a la tarea y sus torpes compañeros tampoco, no tardó en aparecer la falta de destreza en aquella huida desesperada, el más joven del grupo tropezó dejando un yelmo alado caer contra el suelo, apenas un arañazo en el metal y alguna de aquellas plumas negras menos acompañaron el tremendo estruendo.

-        Escoria viejorreinense… ¿quieres que nos maten gusano? – su tono cargado de ira contenida no parecía tan temible como acostumbraba el capitán si bien la mirada podría haber fulminado al chico

El joven balbuceó unos instantes pidiendo clemencia antes de enmudecer, por suerte para él, su líder tenía en mente la propia supervivencia, de lo contrario aquella negligencia le habría costado su vida, el oficial era sin lugar a dudas el luchador más capaz y cruel que había conocido al otro lado del Muro, todo un noble déspota e implacable, un orgullo para la Gran Casa del Draco, conocido por sus enemigos como Karet el Sanguinario.

Leer más:

El joven Capitán no podía creer lo que escuchaba. El Duque Santiago acababa de volver del interior de Dak Kailiak. Guerra, el Viejo reino volvía a entrar en guerra con la Oscuridad. El caso es que el Ducado de la Sierpe no iba a entrar en combate… al menos no junto a la Reina y los demás Duques. Santiago había llegado al campamento con su escaso personal y dos tenientes de los ducados de la Quimera y la Gorgona. La Sierpe había firmado la paz con los ducados rebeldes. Los siervos de la Diosa iban a ser bienvenidos a Otomar.

Leer más:

El Nuevo Muro se erguía, imponente. El fuego crepitando mientras aquí y allá las puntas de las llamas lucían destellos azulados. Llevaba pocas horas levantado y no daba muestra alguna de desfallecimiento. Antes bien, se diría que el fuego, claro, vigoroso, brillaba con más intensidad según pasaba el tiempo, como rivalizando con la majestuosidad del sol.

Leer más:

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: