Inscripciones 

Un mundo lleno de misterios ¿Te atreves a descubrirlo? 

El Viejo Reino es todo lo que queda de un vasto Imperio, poco a poco devorado por la Oscuridad, cuyo nombre ya nadie recuerda. Tras el alzamiento del Muro de Fuego, el Rey Táladas, se vio obligado a emprender importantes reformas para actualizar el colapsado sistema feudal y poder controlar, administrar y proteger lo que quedaba del reino.

Aunque mucho menor que antiguamente, el territorio del Viejo Reino sigue siendo inmenso y para gobernarlo se ideó un sistema de Comarcas y Marcas, que permitiera al Viejo Rey delegar parte de las obligaciones administrativas en sus nobles y señores. Las Comarcas están bajo el dominio de las Grandes Casas dirigidas por los Duques. Se encuentran en el interior del Viejo Reino, algo más protegidas contra la Oscuridad, y son ricas en mano de obra, recursos agrarios y manufacturados. Las Marcas, por el contrario, poco explotadas y en gran medida deshabitadas, contienen importantes recursos naturales. Son territorios fronterizos, peligrosos, pertenecientes al Rey, el cual puede conceder su administración, explotación y protección a los nobles de Grandes y Pequeñas Casas a cambio de un diezmo.

Entre Marcas y Comarcas hay establecido un constante flujo de materias primas, en un sentido, y alimentos y bienes de consumo en el otro. Todos estos temas relacionados con el comercio se encuentran bajo la supervisión de los gremios de comerciantes, que establecen precios, normativas, etc. Aunque con un carácter algo distinto, está también el antiguo Gremio de Curanderos que reúne a los mejores médicos y sanadores. No obstante el hecho de que su experiencia la ponga sobre todo al servicio de la gente pudiente ha levantado muchas ampollas entre los plebeyos.

Dos organizaciones son las depositarias del conocimiento y la sabiduría en el Viejo Reino. Por un lado el Foro de Eruditos aboga por la búsqueda de historias, leyendas y conocimiento general, así como la fundación de universidades y, en general, por la educación del pueblo. En el extremo opuesto está la poderosa Cábala Escarlata, artífice del Muro, cuyos miembros, incomparables magos y archimagos, muchos de ellos consejeros de los nobles y hasta del propio Viejo Rey, están dedicados a los estudios arcanos y secretos.

La seguridad del Viejo Reino está a cargo de la venerable Hermandad de las Capas, además de los ejércitos y tropas de los señores feudales. Entre los diferentes estratos en los que se divide esta organización se reparten la protección de los caminos, la lucha contra ladrones y forajidos y, desde luego, la permanente defensa del Muro, a cargo esta última de los Capas de Zarza. Son además, la justicia del Rey y su presencia, en especial la de los Capas de Sauce, es sinónimo de ley cumplida.

Los habitantes del Viejo Reino son en su mayoría gente bastante espiritual y supersticiosa, que tiene a los dioses muy presentes en la vida cotidiana. Los templos son lugares frecuentados habitualmente por los fieles para ofrecer sacrificios y conseguir así el favor divino. Muchas tareas cotidianas, como salir de caza o hacerse a la mar, exigen de este tipo de actos para llegar a buen fin.

Por último mencionar que entre los habitantes del Viejo Reino, pese a ser en su mayoría humanos, hay representantes de todas las razas libres. Los habilidosos y laboriosos thrain están plenamente integrados en la sociedad y no es raro encontrarse con al menos una familia thrain asentada en casi todas las ciudades del Viejo Reino, especialmente en las regiones montañosas. Los orgullosos elfos, poco numerosos en tiempos pasados, también están comenzando a integrarse en el comercio y la vida diaria del Viejo Reino, sobre todo a raíz del Concordato y la abolición, por su parte, de la esclavitud. Del mismo modo ocurre con los norteños sjoolgaard, cuyo fuerte brazo fue indispensable en la lucha contra la Oscuridad durante el alzamiento del Muro. Un inteligente sistema de mestizaje permitió que Viejo Reino y Sjool unieran su sangre además de sus pueblos en el camino hacia la paz.

Silent Hill, un tranquilo pueblo turístico ubicado al rededor del famoso Lago Toluca, en el estado de Maine, encierra más secretos y horrores de lo que parece a simple vista. Su niebla te conducirá a tus peores pesadillas y tu objetivo último será sobrevivir a semejante horror. ¿Te atreverás a adetrarte en la niebla? Bienvenido a Silent Hill.

Ambientado en los Video Juegos.

 

Demasiadas fueron las originales posibilidades que el ser humano imaginó, para un hipotético fin del mundo y la destrucción de la vida tal como la conocíamos.

 Las últimas décadas, las pasamos viendo películas sin sentido, películas que trataban de zombis que venían a comernos los cerebros, de olas gigantes que inundarían la tierra seca,  de meteoritos que tenían que ser destruidos antes de que entraran en la atmósfera, para evitar que todos muriéramos.. Pero no queramos engañarnos a nosotros mismos, el hombre se basta y se sobra para destruirlo todo. No necesitamos ayuda de nada ni nadie, pensábamos que el mundo y sus catástrofes nos destruirían, pero nada más lejos de la realidad. Fuimos nosotros los que hicimos que el mundo muriera ante nuestros ojos, cada uno de nosotros hizo que la Tierra sangrara cada gota de vida. Es una lástima que el hombre nunca haya sabido convivir con el hombre. 

 

El caos al que se sometió al mundo, fue desatado por la raza con los peores sentimientos que jamás ha albergado un ser vivo: la envidia, la venganza, el odio… un sinfín de cualidades a cada cual peor, que unidas a la ciencia le daría el poder sobre sus semejantes.
 

 Solo era cuestión de tiempo que las flechas que solo mataban a un hombre, fueran sustituidas por bombas atómicas capaces de destruir un continente. 
 

Año 2049 mes 04 día 05, nadie que estuviera vivo sobre la faz de la tierra podría olvidar aquel fatídico momento, cuando toda radio, televisión y ordenador del mundo daban la misma noticia. “La guerra ha comenzado, busquen refugio o huyan de las grandes ciudades” ese fue el último mensaje que se escuchó antes de que comenzara la tragedia.
 

“La Última” fue el nombre que los supervivientes le dimos a la última gran guerra que libraría el hombre en el planeta azul. Todos sabíamos que después de “La Última”, ya no habría nadie con quien luchar, nada por lo que morir y ninguna ilusión ni buena ni mala que recorriera la mente del hombre. La raza humana y sus ciudades quedarían sumidas en el caos más absoluto, el hombre mataría al hombre.  
 

La envidia, puede que esa sea la verdadera razón que impulsara al ser humano, desde el principio de los tiempos, a luchar contra sus semejantes. El hombre no se conforma con lo que tiene, siempre necesita más, aunque no sirva para nada. Mientras ese ansia de tener pueda ser saciada, todo irá bien; el problema surge cuando quieres algo que tiene dueño, si el dueño es  alguien más débil que tú, perfecto, se lo quitarás por la fuerza o te lo dará para evitar la lucha. La cosa cambia cuando el dueño es tan fuerte y poderoso como uno, en ese momento, se producirá la lucha, o peor, la guerra. 
 

Eso fue lo que pasó en el siglo XXI, los grandes países del mundo ansiaban el poder y las riquezas de sus vecinos. Los comienzos de la guerra fueron muy discretos, los gobiernos usaron un arma muy civilizada, el dinero, obligando a otros países a vivir en la pobreza, claro está, no todos podían ser ricos y poderosos, además si todos tienen poder, ese poder no vale nada. Así poco a poco, los dirigentes propiciaron que su pueblo no tuviera nada, para que unos pocos lo tuviesen todo. Pero cuando pisas a tu vecino para estar por encima, éste puede enfadarse y querer venganza. En honor de los países quedó manchando y ésta vez no iban a pagar con la misma moneda. Los ataques usando el dinero se dejaron atrás, para dar paso a una verdadera guerra atómica.

Vivimos en una era de tinieblas.

Solamente las más antiguas leyendas hablan de un remoto pasado en el que el mundo no vivía atenazado en la implacable garra de la Oscuridad. Pocos creen ya en esas fábulas, pues desde que se tiene constancia mil y una naciones han caído aplastadas por un manto de insondables sombras. Orgullosas naciones, poderosos reinos de los que ya sólo sobreviven algunos nombres o canciones, engullidos por la tenebrosa vorágine que todo consume a su paso, perdidos ya en la noche del olvido.

Siglos, tal vez milenios, lleva luchando el Viejo Reino contra el avance de la Oscuridad. Tantas veces ha perdido su capital en la oscura marea y ha tenido que volver a fundarla en otro sitio más lejano, que ya nadie recuerda cuál fue el nombre original del reino. Año tras año, más y más territorio era perdido ante la inexorable hueste de sombras que rodeaba por completo las Tierras Libres. Tal vez durante unas décadas se conseguía parar su avance en algún vado o desfiladero, pero siempre acababa produciéndose un ataque con fuerzas abrumadoras que devoraba la débil resistencia, arrebatando cientos de millas de terreno. La oposición era fútil.

Hace ochenta y tres años la extensión del Viejo Reino era apenas una fracción de lo que antaño fue. Ese año, los vigías alertaron de que un ejército como no se recordase jamás había sido divisado avanzando hacia lo poco que quedaba de las Tierras Libres, arrasando todo a su paso sin hallar oposición. Enfrentado finalmente al tanto tiempo temido destino, el Rey Táladas decidió plantar batalla con todas las tropas que le quedaban, sabedor de que serían por completo insuficientes, a fin de concluir la cruel agonía que duraba ya siglos.


Resuelto a su destino, envió mensajes a las naciones vecinas con quienes mantenía frías relaciones -cuando no una guerra fratricida- y les conminó a unirse a él en la lucha final del género humano, o a enfrentar en solitario su propia extinción. Y las naciones de Fungarest, Sjool y las Montañas del Acero, que habían enviado sus propios exploradores visto que toda esperanza era vana, acudieron con sus tropas a la Llanura de Aldanar, a luchar bajo el estandarte del Rey Táladas. Todos los pueblos unidos, pero resignados a no volver a ver otro día.


Y así, luchando por primera vez codo con codo, surgió una esperanza donde no había ninguna. Los magos de la Cábala Escarlata, ígneos adalides de la magia en el Viejo Reino, habían conjurado en varias ocasiones muros de llamas para contener a la Oscuridad, pero siempre acababan siendo extinguidos, al no poder mantenerse indefinidamente la energía requerida por el hechizo. Pero en esta ocasión, aliados tan poderosos como ellos mismos hacían posible algo hasta entonces inconcebible; crear un muro aún más grande que contuviese el avance de la Oscuridad en toda la llanura.


Y los elfos aportaron leña de uno de sus árboles centinela que había acudido a luchar en la batalla, para que su poderosa magia se uniese al hechizo. Y los forjadores thrain fundieron las armas de sus líderes, hechas del misterioso Acero Incógnito, y crearon unos braseros que pudiesen contener toda esa magia mientras se canalizaba hacia el Muro. Por último, los druidas sjoolgaard vertieron su propia sangre y trazaron con ella a lo largo de muchas leguas las runas que habían de servir de fulcro a tanto poder.


Y en el fragor de la batalla se alzó un muro de puro fuego tan alto como una torre y los ejércitos de la Oscuridad se estrellaron contra él. Muchas semanas duró la batalla, pero al final las sombras se retiraron y el Muro seguía en pie, una ardiente línea que separaba las Tierras Libres de su oscura Némesis.


Aunque el frente principal había sido contenido, casi la mitad de Sjool había sido perdida ante la Oscuridad en un frente secundario. Ante esta posibilidad, los reinos decidieron unirse y extender el Muro de Fuego por toda su periferia, protegiéndose de esta manera por todos los lados de la amenaza de la Oscuridad, aunque encerrándose de por vida en una prisión de flamígeras paredes.


Desde la firma del Concordato, tres años tras la Batalla de la Llanura de las Cenizas, y la construcción del Muro en los años posteriores, las naciones de Fungarest, Sjool, las Montañas del Acero y el Viejo Reino, se han esforzado por convivir en un tiempo de paz como no se recuerda. Aunque siguen siendo frecuentes las escaramuzas con algunos contingentes que consiguen atravesar el muro, y sobre todo con nidos de corrupción aún dentro de las fronteras de los reinos, no ha vuelto a producirse ningún ataque como el que dio lugar a la creación del Muro de Fuego, año cero del calendario de los reinos.


Todos los habitantes son conscientes de que la Oscuridad les rodea por completo más allá de sus fronteras, donde las sombras acechan permanentemente y buscan una forma de atravesar la ardiente y delgada línea que les separa de sus presas. Sin embargo, y pese al Muro, la Oscuridad sigue siendo omnipresente en el interior. Un gélido viento barre permanentemente las Tierras Libres, un viento de miedo, dolor y angustia. Los postigos se cierran cada noche y las madres acunan a sus hijos con la esperanza de que esa noche no sea la última. Los reinos, forzados a la convivencia, tratan como pueden de enfrentarse a eso, de restañar las heridas del pasado y enfrentarse juntos al día a día. Pero muchos son los intereses enfrentados de los pueblos, y los viejos agravios jamás se olvidan. Los lazos que los unen son débiles... y quién sabe cuánto aguantarán.

 

Si deseas saber mas... consulta nuestra Wiki

Año 2049 mes 09 día 01 la guerra nuclear entre las dos superpotencias mundiales estalló destruyendo al mundo y  extinguiendo a la civilización humana.  Ahora sólo quedan los restos del antigua Tierra y los pocos supervivientes de “La Última” (nombre que recibe ésta guerra mundial, por ser la última acontecida) sobreviven de la carroña del viejo mundo.

Nos encontraremos con una partida en la cual 2 bandos se enfrentarán por el control de un bunker real. Por un lado tendremos a los miembros de la corporación Eleccorp habitantes del bunker blockhaus nº13 que intentarán defender la posición con un grupo más reducido de hombres. Nuestros “malos de la película” serán un grupo de Raiders nómadas que han llegado a la zona con la intención de encontrar una nueva guarida.

Read more

Nómadas, saqueadores, asaltantes, errantes, son muchos los nombres por los que se conoce a las numerosas bandas que ahora pueblan los yermos, aunque el nombre mas usado es Raiders.  

No son ni mucho menos un grupo homogéneo, es más, se podría decir que cada Raider es único, pero hay dos cosas que tienen todos es común, un enorme instinto de supervivencia y un estilo de vida más o menos nómada. Son gente que no quiere morir, que no se ha rendido, que quiere que su vida sea larga, aún en este mundo de desolado. 

            Por esas mismas razones, es muy difícil generalizar sobre ellos, pero en este informe trataré de hablar de la forma más veraz y objetiva que pueda, sobre su modo de vida y costumbres, adentrándome en sus estructuras y tipos. 

Read more

DATOS DEL EVENTO “DESPOJOS EN LA ARENA”

  

Fecha de la partida

31 de mayo de 2014. El evento será de un día, llegando pronto por la mañana y terminado al atardecer.

Nº de plazas

35 con posibilidad de ampliación

Lugar del evento

Pueblo de Colmenar de Arroyo, madrid. Jugaremos en el bunker blockhaus nº13 y sus al redores.

http://todosobremadrid.com/que-ver/fortin-blockhaus-numero-13

Read more

Antes de la Ultima

 

Miedo, que gran palabra, y que fuerte sentimiento que el ser humano alberga dentro. “El miedo te mantiene vivo”, es una frase que siempre hemos escuchado, y que cierta es. En los tiempos anteriores a la última, ¿Sabéis cual fue la mejor idea que tuvieron las súper potencias mundiales para sobrevivir y evitar la guerra? Sí, el miedo.

 

Antes de ¨la ultima¨ todos tenían miedo, el ser humano no sabía cómo afrontar la época en la que le tocaba vivir. El terror de que en cualquier momento una guerra nuclear a nivel mundial pudiera  producirse, aterrorizaba al ser humano. El mundo quedaría destrozado y cualquier ser  vivo animal u hombre quedaría casi extinto.

 

Los países se prepararon para este momento, construían algunos bunkers y refugios en zonas remotas.  Informaban a la población de la supervivencia en el metro y otros túneles del subsuelo. Pero su verdadera manera de proteger a los ciudadanos contra la guerra nuclear, era el potencial armamentístico. La mejor manera de evitarla, consistía en producir más y mejores armas en una carrera armamentística sin fin.  Esperando que al estar un paso por delante de los enemigos, estos tuviesen que replantearse el ataque.

 

Read more

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: